En Chihuahua habrá reconciliación cuando la Justicia sea servida y las élites Corruptas erradicadas

El repudio a la clase PRIANISTA no es producto de la casualidad; tomó varios sexenios de prácticas corruptas, clasismo y decadencia polarizar la opinión de los votantes chihuahuenses en contra de las élites de rancho que tenemos en este bello y sufrido estado del Norte de México.

La gota que derramó el vaso fue la arrogancia y soberbia que manifestaron, sin ningun pudor, Cesar Duarte y su familia directa y política. Ahora se esconden todos sus títeres pero en su momento articularon una red criminal encaminada a robar dinero del presupuesto estatal e incluso municipal.

Cesar Duarte está escondidito y protegido en los Estados Unidos a la espera de una extradición que no se tramita por la evidente  protección que le extiende la extinta mafia PRIANISTA de México que lo encumbró como gobernador.

#descorrupción

Anuncios