Diputada del PRI y exdirectora nacional del DIF, equipara discusión de sueldos en el poder judicial con holocausto judío

La diputada federal del PRI y ex directora del DIF nacional de Peña Nieto, Laura Barrera Fortoul sacando de contexto una frase de Adama Dieng realizó una muy desafortunada declaración al equiparar el Holocausto Nazi con la actual discusión relativa a la reducción de sueldos a los ministros, magistrados y jueces del poder judicial de la federación.

“El holocausto, no comenzó en la cámara de gas, comenzó en los discursos de odio….. #meduelesmexico” compartió en su cuenta de twitter misma que fue celebrada por la diputada priista Claudia Pastor.

Lo anterior, refleja el estado de animadversión dentro de la misma minibancada del PRI que votó en contra del punto de acuerdo propuesto por el PT y Morena para hacer un extrañamiento a los integrantes de la Suprema Corte ante la preocupación fundada de que, en la sustanciación de los amparos promovidos por jueces y magistrados, el Poder Judicial funja como juez y parte.

Dicho exhortó se justifica luego de que el pasado lunes, la Asociación Nacional de Magistrados de Circuito y Jueces de Distrito del Poder Judicial de la Federación, A.C., de manera inusual, leyó un pronunciamiento en contra de las medidas de reducción de salarios, desde el Poder Legislativo, al considerar que vulneran la independencia del Poder Judicial.

La diputada Laura Barrera Fortoul está casada con Luis Ernesto Maccise, empresario mexiquense (amigo de Luis Videgaray y Peña Nieto), quien proveía alimentos para los desayunos escolares que repartía el DIF por todo el país precisamente cuando su esposa fungía como directora del DIF nacional.

Anuncios