Hacer negocios con la ultraderecha en Chihuahua

Llegamos al final del 2018 a tambor batiente, velocidad máxima del tren de la transformación;

pero no todos trabajan con la misma vitalidad y compromiso que el presidente López Obrador.

En el estado de Chihuahua, el movimiento-partido que por necesidades administrativas requirió ratificar al profesor Martín Chaparro Payán como presidente Estatal de Morena, comienza a dar muestras de desgaste innecesario ante la falta de oficio político y el exceso de ambiciones de Chaparro quién ostenta el cargo pero no ejerce su liderazgo o peor aun, ¡no sabe cómo ejercerlo!

Ahora nos enteramos que muchas de las negociaciones que se llevaron a cabo con el gobierno panista de Chihuahua, a fin de autorizar el presupuesto de egresos 2019, estuvieron previamente consensuadas entre el líder de Morena en el estado de Chihuahua y el Ultra derechista coordinador de los panistas en el congreso del estado Fernando Alvarez Monje.

Martin Chaparro, mantiene perfil bajo solo porque asi conviene a su agenda corruptora misma que incluye cumplir cada uno de los acuerdos a los que se ha comprometido con la ultraderecha de Chihuahua.

Aún así, nada bueno le espera a este aprendiz de político lo cual honestamente, no nos causa mayor preocupación, si no ocurriera que éste movimiento de ciudadanos que está naciendo en el estado de Chihuahua, se ve seriamente amenazado muy a menudo por su evidente incompetencia… ¡En la cuarta transformación no hay lugar para traidores!

LAS DECLARACIONES Y OPINIONES EXPRESADAS SON DE EXCLUSIVA RESPONSABILIDAD DE SU AUTOR Y NO REPRESENTAN NECESARIAMENTE EL PUNTO DE VISTA DE RCNORTE.
Anuncios