Ultraderecha en Ucrania declara día festivo el nacimiento de conocido genocida y colaboracionista de la Alemania Nazi

Con la aprobación de la ley de festividades para 2019 El parlamento ucraniano declaró festivo el día 1 de enero de 2019 en conmemoración al 110 aniversario del nacimiento del ultraderechista ucraniano Stepán Bandera, colaborador activo de la alemania NAZI durante la segunda guerra mundial.

Stepán Bandera (1909-1959) fue el líder nacionalista ucraniano, que dirigió la Organización de Nacionalistas Ucranianos (OUN) y el Ejército Insurgente Ucraniano (UPA). En junio de 1941 Bandera proclamó la independencia de Ucrania en la ciudad de Lvov, donde sus partidarios organizaron una matanza que causó más de 3.000 víctimas.

Bandera también se ha hecho tristemente famoso por los fusilamientos de judíos, polacos y comunistas en el territorio de Ucrania Occidental en los años de la Segunda Guerra Mundial. Por ejemplo, la Masacre de Polacos en Volinia (hoy Ucrania) en 1943, una limpieza étnica que fue llevada a cabo por el UPA y dirigida por Bandera, en la que fueron asesinados miles de polacos. Se desconoce el número exacto de víctimas. Según los historiadores, fueron entre 60.000 y 100.000 personas. Según las cifras de Polonia, en esta masacre perecieron cerca de 500.000.

De acuerdo al libro “Stepán Bandera: vida y muerte de un nacionalista ucraniano” del investigador Grzegorz Rossoliński-Liebe, Bandera era hijo de un sacerdote católico con vocación nacionalista, fue el tipo de fanático que se hacía daño a sí mismo, por ejemplo, fijando alfileres debajo de sus uñas para prepararse para la tortura a manos de sus enemigos. Como estudiante de la Universidad de Lviv, se dice que se prendió fuego a sí mismo con una lámpara de aceite, que se pillaba los dedos con puertas y que se azotaba con un cinturón.

Se alistó en la Organización de Nacionalistas Ucranianos (OUN) a los 20 años y usó su influencia cada vez mayor para guiar a un grupo de violentos en una dirección aún más extrema.Su entrada en la OUN unos años más tarde lo expuso a las enseñanzas de Dmytró Dontsov, “padre espiritual” del grupo, otro ultraderechista que tradujo el Mein Kampf de Hitler y La Dottrina Del Fascismo de Mussolini y que enseñaba que la ética debe estar subordinada a la lucha nacional.

El odio contra los judíos había estado profundamente vinculado al concepto de la nacionalidad ucraniana desde al menos el siglo XVII cuando miles de campesinos ucranianos, enloquecidos por los abusos de los terratenientes polacos y sus gerentes de raíces judías, se embarcaron en una viciosa sangría bajo el liderazgo de un noble menor llamado Bohdán Jmelnytsky.

En este momento, Bandera ya estaba en la cárcel cumpliendo cadena perpetua después de un par de juicios altamente mediáticos por asesinato en los que se burló de la corte realizando el saludo fascista y clamando, Slava Ukraïni, “Gloria a Ucrania”. Pero fue capaz de escapar de prisión tras la toma alemana de Polonia occidental que comenzó el 1 de septiembre de 1939 y se dirigió hacia Lviv, la capital de Galitzia oriental.

Tras la guerra, Bandera vivió en Múnich. La inteligencia británica lo utilizó para infiltrar agentes en Ucrania y recopilar inteligencia para ayudar a la clandestinidad ucraniana contra los Soviets. El 15 de octubre de 1959,15​ a la entrada de su casa en Múnich, Stepán Bandera murió asesinado por un disparo de cianuro realizado por un agente del KGB.

Anuncios