Al menos 20 muertos y 54 heridos tras la fuerte explosión de un ducto de Pemex en Hidalgo

Una fuerte explosión se registró este viernes en un ducto de Petróleos Mexicanos (Pemex) en Tlahuelilpan, Hidalgo. La paraestatal confirmó que la situación ocurrió tras la manipulación “de una toma clandestina”.

El gobernador de Hidalgo, Omar Fayad, confirmó hasta el momento hay una cifra de 20 muertos y 54 heridos por explosión del ducto. Pemex exhortó a la población a “seguir las instrucciones” del personal de seguridad que ya se encuentra en la zona.

La petrolera activó el plan del Grupo de Respuesta y Atención para manejo de Emergencias con 11 ambulancias, 13 médicos de urgencias, dos especialistas y se activó la alerta verde en el Hospital de Tula. La dependencia informó que las personas con quemaduras serán trasladados al Hospital Norte y Sur de Ciudad de México.

¿Qué ocurrió?

Según las versiones preliminares del hecho, referidas por medios locales, cerca de las 6:40 de la tarde se produjo una explosión en el ducto que desde hacía un par de horas reportaba una fuga de combustible.

Los pobladores de la localidad de San Primitivo, del municipio de Tlahuelilpan, habían acudido a la toma clandestina para recolectar combustible con sus bidones. Tras la fuerte explosión, varias decenas de personas quedaron atrapadas en el fuego.

Testigos y videos dan muestra de las llamaradas que, según reportes, superaron los 20 metros de altura. El gobernador de Hidalgo también coordina acciones con mandatarios locales para atender a los heridos en los hospitales cercanos; la mayoría de ellos presentan quemaduras.

En el sitio ya se encuentran desplegados bomberos y personal de protección civil.

Plan contra el ‘huachicoleo’

La fuerte explosión en México se produce en medio del plan contra el ‘huachicoleo’ implementeado por Andrés Manuel; Desde el pasado 27 de diciembre, López Obrador anunció una nueva estrategia para combatir el robo de combustible en Pemex, que diario genera pérdidas que ascienden a 147 millones de pesos (equivalentes a 7.703 millones de dólares).

El Gobierno ha acusado de complicidad en este delito al crimen organizado, funcionarios de la estatal petrolera, empresarios que venden gasolina extraída ilegalmente, así como personas que intencionalmente deciden comprar el combustible.

Anuncios