Pluri-Senador Gustavo Madero se distrae apoyando a sus amigas venezolanas mientras Chihuahua sufre desgobierno del PAN

El senador Gustavo Madero es la cabeza de la ultraderecha en el estado de Chihuahua y como tal se ha preocupado en votar en contra de todas las propuestas de la cuarta transformación en el senado.

El estado de Chihuahua, gobernado por su amigo Javier Corral, y por el Partido Acción Nacional, se encuentra sumido en una espiral de violencia desde hace dos años ante la incapacidad para gobernar que ha demostrado dicho partido.

Y como respuesta a las peticiones de la ciudadanía, especialmente Ciudad Juárez, el senador Madero cabildea el voto en contra de la guardia nacional en lugar de establecer un terreno de negociación que permita acuerdos para sacar adelante a nuestro país.

Ahora está empeñado en apoyar las libertades democráticas en un país diferente al suyo: Venezuela y para eso es capaz de protestar en horas de trabajo, ahora sí para exigir que el presidente López Obrador se posicione con respecto a Venezuela y reconozca al presidente impuesto por Estados Unidos

Gustavo Madero tiene todo el derecho de expresarse en cuanto a sus preferencias de ultraderecha pero a la hora de defender los intereses de su país debe ser claro cuál debe entrar primero.

Anuncios