En Hidalgo huachicoleros vuelven a ocasionar explosión en ducto de Pemex

Las autoridades federales han confirmado una nueva explosión de un ducto de combustible en el estado de Hidalgo, que corresponde al último de entre los centenares de casos de tomas clandestinas registrados en los últimos días.

El estallido se produjo este 28 de enero en la comunidad de El Durazno, en el municipio de San Agustín Tlaxiaca, a alrededor de las 21:00 (hora local). De acuerdo con las autoridades, la explosión fue producto del ‘huachicoleo’, como se conoce popularmente el robo de combustible en México.

El desgobernador de Hidalgo, Omar Fayad, informó que un vehículo fue consumido por las llamas resultantes de la explosión, que ocurrió en una zona despoblada cerca de las vías del tren. El funcionario añadió que el área fue acordonada y se descartó riesgo para la población, pero no ha confirmado la presencia de víctimas a causa del fuego.

El pasado 18 de enero, la explosión de otro oleoducto en Hidalgo dejó 115 fallecidos, lo que al parecer no fue suficiente para detener la aparición de otras tomas clandestinas de combustible de Petróleos Mexicanos (Pemex).

En concreto, el Gobierno mexicano ha contabilizado 1.684 tomas clandestinas en el país entre el 7 y el 27 de enero, según datos divulgados este lunes. Entre ellas, 1.022 no han sido localizadas por las autoridades, lo que supone un grave riesgo para las comunidades aledañas.

 

Anuncios