“Superdelegado” en Chihuahua “amarra” acuerdos con grupo del prófugo Cesar Duarte para buscar la gubernatura del estado

La idea de Reconciliación nacional planteada por Andrés Manuel desde su toma de protesta, ha contado siempre con el apoyo de la gran mayoría de los que impulsamos la cuarta transformación.

Puesto que para poder iniciar los trabajos de reconstrucción, a partir del desastre que nos heredaron los corruptos prianistas, se vuelve necesario escuchar a todas las corrientes y es deber integrarlas a los esfuerzos honestos, transparentes y sinceros con el proyecto del presidente López Obrador.

Y precisamente es honestidad, transparencia y sinceridad con Andrés Manuel, lo que no puede ofrecer la encargada del programa “Jóvenes construyendo el futuro”, Mayra Chávez Jiménez quién fue designada directamente por el delegado de programas sociales diputado federal con licencia por Chihuahua, Juan Carlos Loera de la Rosa.

Si el “súperdelegado” Loera (residente en El Paso, Texas) fuera honesto y transparente con sus ambiciones políticas, sin ambages confesaría que su verdadera intención en este nombramiento está encaminada a operar una estructura alterna y “mercenaria” para buscar la gubernatura del estado de Chihuahua lo cual es legítimo y su derecho.

También, sería muy sano que aceptara que la inclusión de la Prianista Mayra Chávez dentro de los programas que él controla, implica acuerdos con el grupo del exgobernador César Duarte y su patiño Enrique Serrano Escobar.

Para nadie es un secreto, en Ciudad Juárez, que este grupo intenta recuperar el control del estado por medio de una carambola de tres bandas; para ello, no dudan en poner en venta al mejor postor la estructura maltrecha, decadente y corrupta que aún les queda.

¿Quién es Mayra Chavez?

Mayra Chávez cuenta con un currículum bastante amplio dentro del PRI ocupando puestos que van desde secretaría general del frente juvenil (de los corruptos babypriistas), hasta la presidencia de PRI municipal en Cd. Juárez culminando con la diputación local en el cierre del gobierno de César Duarte Jaquez.

La srita. Chávez Jimenez, ha sido señalada con frecuencia, como parte del grupo de diputados locales que en su momento habrían recibido sobornos de hasta 2 millones de pesos, de parte del gordinflón exgobernador, a fin de forzar la autorización del mayor endeudamiento que se ha conocido en el estado de Chihuahua desde el siglo pasado por 6,000,000,000 de pesos.

Se le reconocía como una de las principales apologistas de los gobiernos de Duarte y del incompetente Enrique Serrano, además de que regularmente criticaba las actividades del entonces candidato Andrés Manuel López Obrador mientras operaba la campaña del candidato priista José Antonio meade.

Luego del Triunfo de la cuarta transformación, la desvergüenza de esta Priista la llevó a operar una campaña en redes sociales con la intención de manchar la imagen del mismo Andrés Manuel a raíz de la queja de una periodista que calificó de inapropiado un saludo afectuosos del entonces presidente electo.

Ahora las cosas han cambiado, porque las ambiciones del delegado Loera de la Rosa se han cruzado con la necesidad de empleo y la hipocresía de una persona como Mayra Chávez quien en palabras del Propio Superdelegado “no esta aquí por sus vínculos partidistas, sino por su trabajo que realiza… ademas de sus lazos con empresarios” recalcó el diputado perteneciente a MORENA.

La realidad, es que cualquier lazo que pudiera tener la señorita Chavez con empresarios, sería con aquellos grupos que se enriquecieron con los miles de millones que se robó el gordinflón César Duarte, y en dicho caso sería de los motivos de peso para que este necio súperdelegado estableciera un excelente vínculo con el grupo de duartistas corruptos.

Fuera de lo anterior, dudamos mucho que la señorita Chavez entienda cómo sacar adelante un negocio legítimo todos los días, especialmente luego de pasar la mayor parte de su vida profesional atada a las viejas formas y mañas del decadente Prianismo chihuahuita.

Lamentablemente, con estas acciones, el diputado Loera de la Rosa está poniendo en duda su integridad progresista mientras malgasta de manera irresponsable el bono electoral recibido por Andrés Manuel en la frontera y el estado de Chihuahua, aparentemente la única razón por la que él es diputado en este momento.

La Cuarta Transformación exige mucha dedicación y requiere de ciudadanos comprometidos, honestamente, con sus comunidades más allá del interés y la ambición por ostentar un puesto público o ganar determinado negocio.

En la frontera norte y especialmente en Ciudad Juárez, necesitamos políticos con mayor Visión, dispuestos a romper con los vínculos de interés tejidos por décadas de gobiernos conservadores Prianista; necesitamos líderes y administradores que no les tiemble la mano para empujar los cambios y la agenda política que todos los días nos da a conocer el presidente López Obrador.

Anuncios