Activistas interrumpen discurso de Elliot Abrams ante congreso de EEUU, cuando justificaba invasión militar contra Venezuela

En el Congreso de EEUU, este miércoles durante la su primera comparecencia del encargado de manejar la política de los Estados Unidos hacia Venezuela Elliot Abrams ante el Comité de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes fue interrumpido el discurso cuando éste justificaba una invasión militar contra Venezuela.

El diplomático conservador tiene una historia controvertida en América Latina, incluida su participación en el caso Irán-Contra y un cuestionable historial de derechos humanos.

Abrams es considerado por los partidarios del presidente Donald Trump como un ajuste perfecto para la política agresiva de la administración para terminar con el régimen de Nicolás Maduro, aunque su historia de operaciones encubiertas podría arriesgarse a alienar a la amplia coalición de países latinoamericanos y europeos que respaldan a Guaidó.

Al anunciar el puesto de Abrams, Pompeo dijo que el ex diplomático sería un “una ficha importante para nuestra misión de ayudar al pueblo venezolano a restaurar por completo la democracia y la prosperidad en ese país”.

Pero muchos tienen una visión diferente de Abrams, de 71 años, quien ha jugado un papel a menudo controvertido en la política de los Estados Unidos en las últimas cuatro décadas.

Abrams es un veterano de la administración de Ronald Reagan y su controversial política en Centroamérica en los años 80. Se vio envuelto en el escándalo Irán-Contra y se declararo culpable de retener información del Congreso sobre los esfuerzos secretos para ayudar a los rebeldes nicaragüenses, concicidos como ‘Los Contras’. Fue indultado por el presidente George H.W. Bush.

Grupos de derechos humanos acusan a Abrams de intentar desacreditar los testimonios de testigos de una masacre de hombres, mujeres y niños desarmados en la comunidad de El Mozote en El Salvador en 1981 por parte de las tropas salvadoreñas. Unos 1,000 personas murieron a manos de soldados que habian sido entrenados por los Estados Unidos.

 

Anuncios