Presidente estatal de Morena sospechosamente incapaz de crear oposición al PRIAN Chihuahuita

Ciudad Juárez se encuentra en este momento convertido en un municipio sin gobiernos ni calidad de vida.

La infraestructura pública después de años de resentir la mala administración del PRI y del PAN, por fin y para nuestra desgracia, ha colapsado.

Como ejemplo, esta semana tan sólo el cierre de unos días de la avenida Ejército Nacional provocó las pérdidas, cierres y bancarrotas de negocios, todo gracias a las decisiones tomadas por burócratas incompetentes dentro de la dirección de tránsito municipal, quienes ni siquiera consideraron las consecuencias del entorno económico tan difícil de por sí sufrido por los juarenses.

Calles de Ciudad Juárez en penumbra y a merced de la inseguridad

Y el alcalde ilegítimo Armando Cabada, parece haber logrado cerrar acuerdos con los liderazgos locales de Morena toda vez que, a pesar de mantener a Cd. Juárez desatendido y mal administrado, no ha merecido ni un solo comentario o reproche de parte de las cabezas de la cuarta transformación en Chihuahua.

Por su parte, el gobierno del estado de Chihuahua “no canta mal las rancheras” puesto que a la fecha se encuentra rebasado en temas como seguridad, economía, educación e infraestructura por culpa de la incapacidad dolosa de los políticos Panistas que hoy despachan desde Chihuahuita capital.

Lo anterior, no es posible entenderlo sin la complicidad de los liderazgos de morena y para ser exactos de la complicidad del pusilánime presidente Estatal de Morena Martín Chaparro Payán.

A Chaparro Payán no le agrada a visitar Juárez y mantiene una animadversión constante por esta frontera. Por ello, nos sorprendió enterarnos de que visitaría la frontera en estos días pero luego entendimos los motivos: Interpretando el papel de guía turístico (que más le gusta) acompañó a la presidenta Nacional de Morena a esta frontera.

De ahí en fuera, nada relevante puede esperarse de este servil y pusilánime presidente Estatal de morena. Lo que sí parece, es que al no asumir la cuarta transformación el liderazgo de los cambios que los ciudadanos esperan otros habrán de cubrir dichos espacios retomando con ello la agenda progresista de Andrés Manuel aunque en detrimento de Morena en el estado de Chihuahua y especialmente en la frontera.

Anuncios