Diócesis católica de Cd. Juarez inicia agre$iva campaña de medios en defensa del sacerdote pederasta Aristeo Baca

Pasaron algunos días desde que se descubrió la doble vida que llevaba el sacerdote Aristeo Baca Trinidad luego de ser detenido por abusar sexualmente y violar a una niña de 8 años en las instalaciones de la iglesia Santa María de la Montaña, de la que era párroco en Ciudad Juárez, México.

Es un caso que causó gran indignación entre los católicos fronterizos y a nivel internacional, porque involucra un sacerdote que supuestamente ha realizado grandes obras para la iglesia en la frontera siempre de la mano de los políticos del PRI y del PAN que le facilitaron recursos públicos para llevar a cabo sus negocios también.

Es difícil para la diócesis de Ciudad Juárez tapar el sol con un dedo y ante ello inicialmente callaron, pero pasadas las semanas se ha vuelto evidente el inicio de una campaña de baja intensidad pero muy agresiva de marketing, con el fin de limpiar el nombre de Aristeo Baca o cuando menos justificar su liberación si es que han negociado con el gobierno del Estado de Javier Corral (PAN).

El responsable de esta campaña tiene un nombre y se llama Eduardo Hayen Cuarón un sacerdote experto en comunicación y también director general del periódico que edita la diócesis de Ciudad Juárez llamado Presencia Digital.

En primera instancia, la estrategia implica la filtración a diferentes medios amigos de la Iglesia Católica tales como el diario, de un discurso apologista que coloca por encima del sufrimiento de una niña de ocho años, la obra caritativa aunque dudosa realizada por este cura violador.

Aparte de lo anterior, el padre Hayen se ha encargado de acomodar el mensaje dominical con los intereses de la propia iglesia católica misma que en Ciudad Juárez acomoda los intereses del PRIAN.

P. Eduardo Hayen Cuarón director de Periodico Presencia con su amigo Enrique Serrano Escobar. (Foto: Lapolaka.com)

Como prueba de lo anterior tenemos que durante la presidencia municipal del títere Enrique Serrano Escobar (PRI), se forjó una gran amistad entre dicho alcalde corrupto y el padre Hayen Cuaron.

En Defensa de su amigo Aristeo, el Padre Hayen menciona que “Dios ha elegido del mundo a hombres para hacerlos portadores de su mensaje y de su misericordia en el mundo… No deja de sorprendernos el riesgo que Jesús se toma, al confiar a hombres de carne y hueso –y eso significa hombres expuestos al pecado– su mensaje de salvación.

Ahora el padre Hayen intenta librar al violador de Aristeo Baca de las consecuencias de su soberbia y vanidad (bajo la creencia de que sus amigos poderosos lo protegerían), solamente basado en el hecho de que la “Diócesis de Ciudad Juárez está sufriendo por ver a uno de sus hombres de Dios, a uno de sus sacerdotes, con una grave acusación (por la que) sufre la Diócesis, al mismo tiempo“. todo un galimatías creado para justificar un pecado grave.

En la cuarta transformación no hay lugar ni Perdón para los violadores de niños y no hay espacio para negociar con la Iglesia Católica el perdón ante la justicia; es por ello que lo mejor para la diócesis de Ciudad Juárez es dejar que este violador sea castigado y puesto como ejemplo para el resto de aquellos depravados, escondidos detrás de una sotana, qué en cualquier domingo, ofician misa por la mañana y violan niños por la tarde.

Pero al director del periódico Presencia de Ciudad Juárez (que resulta ser también sacerdote), lo grave de la depravación del padre Aristeo Baca es que “cuando ha sido acusada y detenida una persona, los demás tienden rápidamente a juzgarla. Sin embargo, Jesús en el evangelio invita a tener mucha cautela con los juicios: “No juzguen y no serán juzgados; no condenen y no serán condenados; perdonen y serán perdonados”.

Cuando Cristo dijo “Dejad que los niños se acerquen a mí” llevaba implícito la gran responsabilidad que conlleva el proteger a los más frágiles débiles e inocentes de la creación. Por ello el castigo para los que en el nombre de Dios predican su palabra debe ser mayor cuando sucede en ese tipo de cosas y para eso no existe perdón y misericordia.

“Dejar que la justicia llegué y que sea impartida dice el Señor”

Anuncios