Consolas de videojuegos, fiestas y muchos relojes: los gastos absurdos de los partidos mexicanos

Los principales partidos políticos mexicanos enfrentan habitualmente multas millonarias por efectuar “gastos sin objeto partidistas”, penados por la normativa electoral de ese país.

En esta nota, te mostramos algunos de los gastos más curiosos señalados por el Instituto Nacional Electoral mexicano.

Un informe del diario mexicano Excélsior da cuenta de que el Partido Revolucionario Institucional (PRI) fue observado por gastar 41.000 pesos mexicanos (unos 2.146 dólares) en “relojes” en su comité del estado de Yucatán.

La misma colectividad también recibió una sanción por destinar 3,9 millones de pesos mexicanos (204.000 dólares) a pagar una encuesta sobre la imagen del alcalde de la capital del estado de Querétaro.

El PAN (Partido Acción Nacional) también fue sancionado por la compra de relojes. En su filial de Puebla, el partido gastó 1,6 millones de pesos mexicanos (más de 83.000 dólares) que también rindió en el rubro “relojes”.

El Partido de la Revolución Democrática (PRD), por su parte, recibió una sanción porque su oficina en el estado de Guerrero decidió comprar cuatro consolas Nintendo Xbox One, cinco IPad Air 2, cinco pantallas Smart TV de 2 pulgadas, 10 televisores Smart de 50 pulgadas, cuatro barras de sonido 2.1 y cuatro mini componentes.

La misma dependencia había comprado además tres frigobares, tres extractores de jugos Nutribullet, un lavarropas de 16 kilogramos de capacidad y dos máquinas de coser.

Toda la compra insumió al PRD de Guerrero un total de 250.000 pesos mexicanos (unos 13.000 dólares).

Algunos gastos curiosos en alimentos también llamaron la atención de la autoridad electoral mexicana. En efecto, el Movimiento Ciudadano fue observado por presentar una factura de más de 500.000 pesos mexicanos gastados en una carnicería (más de 26.000 dólares).

Morena, el partido del actual presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), fue observado por haber gastado 20.000 pesos mexicanos (unos 1.046 dólares) en el alquiler de un salón para celebrar el ‘Día de las madres’.

Para esa celebración, el partido destinó 10.000 pesos mexicanos a la compra de jugos, refrescos, galletas saladas, tostadas, diversos utensilios de cocina y varios condimentos típicos como cilantro, limón, chile, tomate, cebolla, pepino, sal o “salsa huichol”, una preparación típica elaborada a partir de chile cascabel y utilizada especialmente en el oeste mexicano para acompañar pescados.

El PRI también había sido observado por gastar en fiestas. En Querétaro, por ejemplo, pagó 300.000 pesos mexicanos (15.700 dólares) para celebrar los días del niño y de la madre.

De acuerdo con los registros, las irregularidades en los gastos ocasionadas por los comités locales de los partidos significaron el 87% del total de las multas que debieron afrontar en 2017.

Anuncios