Bolsonaro cada vez más impopular: “No actúa como un presidente”

La opinión pública de Brasil parece abandonar al presidente Jair Bolsonaro, luego de que una encuesta reveló cómo la popularidad del líder ultraderechista cayó 15 puntos desde el inicio de su mandato el 1 de enero.

El otrora ídolo de la ultraderecha prianista mexicana y supuesto ejemplo de estabilidad neoliberal, ha caído en un tormentoso bache de desencanto a causa de lo que algunos sectores señalan como su notable incapacidad para “actuar como un presidente”.

El analista Guilherme Simões Reis, profesor de la Universidad Federal de Río de Janeiro (Unirio), dijo a Sputnik que Bolsonaro “no parece un profesional, más bien parece un fan de películas de Hollywood”. En ese sentido, recordó los ataques que realizó a sus adversarios progresistas, a quienes acusó repetidas veces de querer fomentar el socialismo en Brasil.”

En toda su campaña alimentó la idea de que había que acercarse a los EEUU y hasta sus hijos hicieron campaña para el presidente Donald Trump. Quería marcar la diferencia con los [supuestos] comunistas de extrema izquierda de Brasil porque tenían un componente ideológico y ahora estamos mucho peor porque está entregando la soberanía”, aseguró Simões.

Según el Instituto Brasileño de Opinión Pública y Estadística (Ibope), en un primer sondeo, aquellos que evaluaban la gestión del presidente como óptima o buena eran un 49%, en febrero cayeron al 39% y retrocedieron más aún (al 34%) en marzo, de acuerdo con el sitio web.

Entre enero y marzo se observó que la aprobación registró una caída de 16 puntos porcentuales: 67% de los encuestados lo aprobaban en enero. Fue un 57% en febrero y ahora retrocedió a 51%.Por otro lado, la desaprobación presentó un crecimiento de 17 puntos porcentuales, pasando de 21% a 31% y 38%, respectivamente.La encuesta se llevó a cabo entre el 16 y 19 de marzo en base a 2.002 entrevistas. Pero según Simões lo más grave de la gestión de Bolsonaro son las consecuencias de su fanatismo con EEUU.

“Bolsonaro está a todo instante queriendo mostrar a Brasil como cercano a EEUU en todas las cuestiones del mundo y no tiene en cuenta que la economía brasileña depende extremadamente de China. El presidente no asume una posición responsable”, afirmó.

De hecho, durante su encuentro con Trump en la Casa Blanca, el presidente brasileño mencionó con orgullo que “Brasil y EEUU nunca habían estado más cerca”. A sus ojos parece ser el principal logro político de su gestión. Pero para el catedrático “esto es muy grave”. “Hubo un cambio en la política externa de Brasil que pasó de una mirada más regional a la unidireccional con EEUU.

Ahora es mucho peor que cuando Brasil miraba a Europa o al mismo Gobierno estadounidense, porque parece que quiere agradar en todos los momentos y eso trae consecuencias”, advirtió el experto.

A juicio de Simões, las concesiones de Bolsonaro a Trump están marcadas por la idea de que hay que cambiar todo lo anterior que él considera ideologizado por la izquierda. “Este sigue siendo su discurso”, insistió.

En resumen su política hoy se basa en “sacar derechos, militarizar el país y alinearse a los EEUU”, concluyó el catedrático.

Para este mismo periodo la expresidenta Dilma Rousseff (2011-2016) tenía la aprobación del 56% del electorado; el exmandatario Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2011), contaba con el 51% y Fernando Henrique Cardoso (1995-2003), con el 41%.

Anuncios