En El Paso, Texas cientos de niños son retenido en jaulas improvisadas dentro de estacionamiento de la Border Patrol

Migrantes centroamericanos dentro de la jaula improvisada en un centro de detención el pasado miércoles en El Paso, donde un aumento repentino ha sido abrumador para la Patrulla Fronteriza y la infraestructura de inmigración de los EE. UU. (Sergio Flores para The Washington Post)

Cientos de familias migrantes,  junto con sus niños, están retenidas en el estacionamiento de una estación de la Patrulla Fronteriza porque no hay espacio para ellas dentro ni en ningún otro lugar.

De acuerdo al Washington Post, Kevin McAleenan comisionado de Aduanas y Protección Fronteriza de los EE. UU. (CBP), declaró que por primera vez en más de una década, su agencia estaba realizando “de manera renuente” la liberación directa de los migrantes, lo que significa que no son entregados a Inmigración y Control de Aduanas (ICE), no son detenidos, no se les entregan brazaletes de tobillo para rastrear sus movimientos y se les permite salir con solo un aviso para comparecer ante juez en una fecha posterior.

Al parecer, es “la única opción actual que han tenido debido al hacinamiento en los centros de detención mientras mas centroamericanos ingresan a la frontera sabiendo que podrán ingresar con las solicitudes de asilo.

Anuncios