La obra de “José Luis Borgés” une los destinos de dos conocidos neocolonialistas, Vicente Fox y el Rey de España Felipe VI

Expresidente Vicente Fox y Felipe VI de España: Ambos admiradores de la obra de “José Luis Borgés”

En el marco del VIII Congreso de la Lengua Española realizado en Córdoba Argentina, . Felipe VI rey de España llamó “José Luis” a Jorge Luis Borges un error imperdonable realizado en la tierra del conocido escritor.

Estaba leyendo su discurso. ¿Distracción, ignorancia, confusión? No importa la causa. Lo interesante de este error es observar qué sentimos cuando el rey erró el nombre de uno de los más grandes escritores de la lengua española situación que lo coloca de inmediato al nivel de conocidos ignorantes como Vicente Fox o Enrique Serrano Escobar.

Más grave fue cuando oímos la cita que eligió para evocarlo. Allí, Borges valoraba al idioma más allá de la comunicación, como una tradición de la que todos formamos parte. Mientras aseguraba lo importante que era que nos diéramos cita allí para ocuparnos de la lengua, el orador confundía el nombre de nuestro/vuestro gran escritor.

La comunicación es mucho más que las palabras. Es, en gran medida, el efecto que provoca en el auditorio. El discurso “del rey que no pedía disculpas” tenía que lograr convencernos de que él estaba interesado, comprometido con lo que estaba diciendo.

Ese error fue clave para desencantar a muchos. Es difícil pensar en alguien que -en un contexto como ese, pero en España- se animara a llamar a Cervantes “Pedro” en lugar de “Miguel”. No sabemos si ese sea el caso, pero es bueno aprender de esta vergonzosa experiencia: hay que desconfiar de los discursos escritos por otros y siempre leerlos con atención cinco minutos antes de pronunciarlos. Esa precaución baja mucho el margen de error y aumenta las posibilidades de convencer al público. Creo que esta es una de las cosas que si hace bien el gobernador de Chihuahua Javier Corral 🙂

Anuncios